Sábado 15 de Mayo de 2010. Mañana nublada y muy fría. Los “eliteros xtremme” decididos a viajar fueron llegando al punto de encuentro sin dudar sobre viajar o no.

La mañana junto con el clima empeoraban, pero la buenísima compañía hacía eso de lado para generar entusiasmo por el viaje y por conocer un nuevo pueblo.

De pronto un club del ISETTA nos sorprendió con su llegada y sus modelos de colección.

Luego de una previa muy larga y que algunos decidieron no viajar por el frío, emprendimos la marcha hacia el destino elegido: ATALAYA.

Un pueblito pequeño, en el partido bonaerense de Magdalena, distante a unos 130 km aproximadamente. El Río de la Plata baña su costa generando la posiblidad de disfrutar de sus playas, pescar o navegar.

Al llegar, luego de un viaje poco cansador pero de muy mala ruta hicimos las primeras tomas para mostrar lo bello que es el pueblo.

Luego buscamos donde poder sentarnos para almorzar, charlar y descansar. Tuvimos muchísima suerte de conocer a la gente de MARIMAR. Una rotisería/restaurante que nos recibió como nunca nos recibieron. Nos brindaros toda su hospitalidad, amabilidad y muy buena onda; permitiéndonos quedar en sus mesas por varias horas.

Por la tarde LUIS hizo su llegada triunfal con su infaltable chaleco amarello. Llegó justo para la hora del mate y para las historias de vida.

Los mates se acabaron y fuimos a recorrer el Pueblo, sus calles, su costa. Todos queriamos ir a ver el río pero antes sacamos la foto de rigor.

Toma 1. Vamos de nuevo.

Toma 2. Por favor gente!

Ahí por fin…se imprime!!!

Aquí en el arco de la entrada al Pueblo.

Volvimos a entrar en Atalaya para ir hasta la costanera, donde el río muy crecido no nos permirtió llegar mas allá pero pudimos disfrutar de la brisa fría y de su inmensidad.

El frío nos mando otra vez al Pueblo. En esta oportunidad a la Iglesia, dónde en la puerta el Padre Carlos se encontraba, pareciera, esperándonos.

LUIS se acercó para pedir su bendicion y fue así que el Padre Carlos accedió y con un humor muy particular decidicó  bendecir la amistad.

Esto sirvió para darnos el envión para comenzar el retorno, pero antes hicimos una parada obligada en MAGDALENA para llenar los tanques, tomar un cafe, etc.

NOTA: Aunque no parezca, atrás nuestro dice MAGDALENA.

Nuevamente hicimos un viaje sensacional. Nos divertimos muchisímo y continuamos afirmando este Grupo de Amigos que viajan, la pasan genial y disfrutan de los pueblos donde van.

Esperamos que pronto se realice un nuevo viaje y no haga tanto frío para que puedan venir todos.

Gracias por venir a los que vinieron y gracias a los que no pudieron porque tenían su corazon en Atalaya.

Agradecemos enormemente a RUBEN y a DAMIAN por las hermosas fotos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s